dimarts, 1 de març de 2016

Pena de lupa

Nunca va a ser perfecta la lupa:
nada se muestra precioso
al verlo de tan cerca.
No mires ni su piel,
ni sus uñas,
ni sus dientes.
Tampoco vamos a poner su voz
bajo la lente:
la calma que aparenta
está rellena de agujeros,
como dudas,
como miedos.
Hay que manetener cierta distancia
para que no haya ningún susto.
Para salvar la elegancia
y proteger la belleza,
pónganse uno a cada lado
de esta ancha mesa.  

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada